Medicina biológica

La medicina biológica aúna todas las terapias encaminadas a favorecer y reforzar los mecanismos naturales de curación. Se enfrenta a la enfermedad como un concepto de globalidad, reconociendo al organismo como un TODO y  considerando que nadie enferma de un órgano, si no que lo está de todo el sistema.

No hay enfermedades sino enfermos y modos de enfermar.

El campo de actuación de la medicina biológica es tan amplio como variadas son  las alteraciones de la salud, siendo susceptibles de ser tratados todo tipo de pacientes que manifiesten alteraciones orgánicas y funcionales. a cualquier edad y siempre acudiendo al porqué de la enfermedad, tratando sus causas y regulando el funcionamiento global del organismo.

Las terapias empleadas están basadas en los principios fundamentales de la medicina reguladora:

  • Principio de estimulo-reacción
  • Interrupción y eliminación de cargas patológicas o tóxicas
  • Reacción integral del organismo
  • Eficiencia de estímulos mínimos dirigidos
  • Activación de las fuerzas autocurativas

Los comentarios están cerrados