Células madre

Terapia con Células Madre

Las células madre se pueden obtener de dos zonas:

  • De una pequeña cantidad de grasa: Esta se obtiene de la zona subcutánea, justo bajo la piel, y requiere una incisión del tamaño de un garbanzo, por el que se aspira aproximadamente 3 gramos de grasa. El procedimiento es muy sencillo y requiere de una sedación ligera o incluso se puede hacer únicamente con anestesia local cuando el animal es tranquilo, o con sedación profunda en aquellos que la necesiten.
  • Mediante un aspirado de médula ósea: Se obtiene una pequeña cantidad médula osea mediante la aspiración, que se procesa para obtener las células mesenquimales.

Indicaciones de la Terapia con Células Madre:

  • Artrosis: donde los estudios realizados en animales y humanos observan una mejoría radiológica y lo que es más importante, sintomatológica, de los pacientes en los que disminuye el dolor y aumenta la movilidad de la articulación.
  • Lesiones tendinosas y ligamentosas: Es uno de los tejidos en los que las células madre mesenquimales tienen más efectos, y existen muchos estudios en veterinaria, principalmente en caballos, que avalan sus beneficios frente al mejor tratamiento existente, disminuyendo de forma significativa las recaídas de los pacientes tratados y consiguiendo una recuperación y vuelta a la vida deportiva del 85% de los caballos frente a un 16% de los caballos no tratados.
  • Lesión medular y del sistema nervioso: No sólo los estudios, si no la experiencia propia de la socia fundadora de la empresa en tratamiento de lesiones medulares han comprobado que las células madre mesenquimales son capaces de regenerar el tejido nervioso de manera funcional. Esto permite que un animal con lesión medular, parapléjica, pueda recuperar la movilidad, y que una lesión cerebral pueda revertirse.
  • Reepitelización: Por sus efectos regeneradores y paracrinos las células madre estimulan a la reparación de heridas crónicas, neovascularizan los tejidos y favorecen la neoformación del tejido evitando la indeseada cicatriz.
  • Enfermedades inflamatorias: Por sus efectivas propiedades antiinflamatorias están indicadas en procesos intestinales crónicos, muy frecuentes en animales, así como en todas las patologías que cursen un proceso inflamatorio.
  • Insuficiencia renal crónica: Hay estudios que han observado efectos beneficiosos de la aplicación de esta terapia en animales con problemas renales crónicos, mejorando los parámetros de estudio y la calidad de vida del paciente.

Los comentarios están cerrados